martes, abril 03, 2007

Reflexiones

Todas las cosas ya fueron dichas, pero como nadie escucha es preciso volverlas a decir a cada momento.

Cree a aquellos que buscan la verdad. Duda de aquellos que la han encontrado.

La gente no puede descubrir nuevas tierras hasta que tenga el valor de perder de vista la orilla.

Es mejor ser odiado por lo que eres que amado por lo que no eres.

Nuestros actos están unidos a nosotros como el fósforo a su luz. Nos consumen, pero producen nuestro esplendor.
Ruben Leo

No hay comentarios.: